Sin título-1
DEJEN QUE LOS PERROS LADREN

Radicales en Paseo Baquedano – Iquique: Patrimonio Radical

El diseño cuidadosamente trabajado en la casona de Baquedano 1074, donde se sitúa Bar Radicales, entrega una propuesta dinámica, sugerente y transgresora, llena de conceptos e identidad popular chilena.

Bar Radicales se encuentra en el lugar más tradicional e histórico de Iquique, el Paseo Baquedano, que pertenece al conjunto de Monumentos Nacionales de Chile. Las actividades, ofertas y panoramas gastronómicos son variados, sin embargo todos guardan estrecha relación con la magia del antiguo barrio del puerto iquiqueño.

Cultura, artesanía, museos y olor a madera de pino oregón en fachada continua, son algunos de los ingredientes que adornan el entorno de las casas que fueron construidas entre 1820 y 1920, en plena época del auge salitrero, y donde hoy se sitúa Radicales. Este, por su parte, muestra la cara más chispeante y dicharachera de la idiosincrasia nacional. En su interior, cuenta con dos barras y acogedores ambientes que van dibujando la identidad nortina, siendo el 21 de Mayo, la Fiesta de La Tirana, La Novia de Huara, la Pampa Calichera y algún Burdel de antaño, las inspiraciones artísticas preponderantes.

Las antiguas paredes y puertas de madera adornadas por cuadros, lámparas, dibujos, banderas, frases célebres y modismos populares tales como “a-sujé-tate”, “déntrate” y “Al abordaje”, sin duda conectan el lugar con una cultura que se manifiesta a través de la expresión gastronómica y artística, que invita a compartir cómodamente bajo el embriagador aroma de la pampa nortina y sus creencias, sus mitos y leyendas.

Iquique

Ambientes con estilos marcados

La primera habitación que deleita a los visitantes de Bar Radicales, nos invita a compartir cómodamente en una sala de estar con sitiales rojos y cuadros con los rostros de la más variada gama de personajes nacionales, tales como Pablo Neruda, Nicanor Parra, Arturo Prat y Salvador Allende. A nivel local, Jorge Soria, Fernando Godoy y la Sra. Zunilda de Deportes Iquique son los dueños de casa.

En el salón “Las Minas” ubicado en el segundo piso de la casona, adornada con 3 coquetas lámparas colgantes, fotografías y plumas de colores azul eléctrico, negro y burdeo, son los protagonistas de entregar el sabor provocativo y sensual de los burdeles o casas de remolienda visitadas por los caballeros antiguamente.

La habitación “Jallalla”, que es una palabra quechua-aymara que une los conceptos de esperanza, festejo y buenaventura, es representada a través de la Fiesta de La Tirana y su diablada, adornada de una lluvia de estrellas radicales que nos transportan a rememorar esta fiesta religiosa en compañía de objetos típicos de esta popular celebración, que están cuidadosamente ubicados en las añosas paredes de madera.

El sector de la barra en el segundo piso está acompañado de diversos elementos que conmemoran la época de la “Pampa Calichera”. Documentos escritos, cajitas, fichas, palas, fotografías y billetes son los adornos encargados de transportar a quienes ven con orgullo e interés la época pampina.

A casi un año de su apertura, Radicales ha superado toda expectativa. En el núcleo patrimonial más importante de la ciudad, el Bar se destaca por ser un referente en el que todo Iquique quiere estar y disfrutar.

Nota de Sofía Muñoz para Revista PM